Última hora:

Motín en la selección española

Sergio Ramos, Gerard Piqué y Sergio Busquets han comunicado a la federación que si no se convocan elecciones para confeccionar una nueva junta directiva, se irán. Esto ha sido provocado por el despido de María José Claramunt. La brecha es tan grande que se ha llegado a un motín en la selección española.

Motín en la selección española

Las consecuencias de que Ángel María Villar esté en la cárcel

La Federación Española de fútbol, el organismo que administra la selección española, ha empezado a rodar cabezas afines al proyecto de Villar. La nueva junta decidió que María José Claramunt, la directora y marketing de la selección, debía ser despedida. Esta situación empezó hace más de un mes, en el viaje a Liechtenstein, cuando el presidente Juan Larrea consideró que Claramunt debía ser despedida. Entonces los capitanes de la selección española amenazaron con dejar la selección si esto ocurría. Esto provocaría un auténtico motín en la selección española, en busca de un cambio de dirección. Incluso el propio seleccionador, Julen Lopetegui, se posicionó a favor de los futbolistas. Pero el asunto se archivó sin ninguna decisión oficial.


Se confirma el despido

Ahora finalmente María José Claramunt ha sido despedida, aprovechando el ambiente de tranquilidad que ha conseguido la selección al clasificarse para el mundial de Rusia. Sin embargo los capitanes de la selección no han olvidado la gran amistad y cercanía que ha mostrado en todo momento la directora de la selección, y han cerrado filas para defenderla. En esta ocasión han exigido la convocatoria de elecciones. De no hacerlo Sergio Ramos, Gerard Piqué y Sergio Busquets dejarán la selección. No desean llegar al mundial con tanta inestabilidad en la directiva. Por tanto se ha confirmado el motín en la selección española.

Motín en la selección española

Gran tensión entre directiva y jugadores

A todo esto hay que sumar la gran tensión que existe entre los jugadores y Juan Larrea, el presidente de la Federación española. No se le permitió la entrada en el vestuario para celebrar la clasificación del mundial. Y es evidente que hay una brecha entre la directiva y el equipo. Una brecha que debe acabar convocando elecciones y con un nuevo presidente, o sino veremos como el equipo que tan bien apuntaba para tratar de ganar el Mundial 2018, podría deshacerse. Este motín en la selección española amenaza nuestra cita mundial.


Deja un comentario