Última hora:

La guerra entre Dalas y Wismichu

Lo cierto es que la guerra entre Dalas y Wismichu se remonta a muchos años atrás. Pero los últimos hechos datan al 4 de Octubre de 2017, con el vídeo de “Así es Dalas Review”, y al 18 de Mayo de 2018, con la respuesta “Se acabó, Wismichu e Ingrid”. Son dos gigantes dándose ostias.

El vídeo que casi destruye a Dalas

Ese vídeo fue el que lanzó Wismichu en Octubre de 2017, su famoso “Así es Dalas Review”. A día de hoy  ha alcanzado más de 15 millones de reproducciones. Además, Wismichu lloró recordando el acoso al que le sometía Dalas a él y a su pareja Ingrid. Y al final pidió a todos sus seguidores que no se callaran, que fueran a por esta bestia. Esto provocó que el canal de Dalas estuviera unas horas suspendido. Parece ser que mucha gente acudió a él para denunciarlo y votar en negativo, lo que provocó que saltaran todas las restricciones automáticas de YouTube y, efectivamente, estuviera suspendido. Pero en cuando Dalas se dio cuenta, contactó con YouTube y enseguida se lo restablecieron. Para entonces la bola que se había formado (con cientos de canales comentando lo ocurrido) fue imparable. Empezó a perder suscriptores. Hasta que decidió ocultar sus números. Así se desato la guerra entre Dalas y Wismichu.

La primera respuesta de Dalas

Enseguida Dalas hizo un vídeo respuesta. Pero no aportó pruebas y no consiguió el efecto que esperaba. Entonces planeo una venganza que le llevó a esperar 6 meses. Fue medio año en el que se dedicó a recopilar pruebas, a dar una respuesta contundente a cada uno de los puntos en los que su reputación estaba en juego. Y esta vez sí lo consiguió. Montó un show mediático con una trilogía espectacular: “Introducción al vídeo definitivo” (+ Hundiendo a alguien hundido, resubido), “tu última oportunidad” y “se acabó, wismichu e ingrid”.  Tres vídeos que supusieron un duro golpe a Wismichu, que tuvo que lanzar un comunicado para defenderse. Y de nuevo Dalas respondió con contundencia, con una respuesta inmediata “Wismichu, no lo intentes más”. En todos los vídeos aporta prueba irrefutables que desmentían las acusaciones que le hacían. Así estaba la guerra entre Dalas y Wismichu.

Cuando el acosador es acosado

En la guerra entre Dalas y Wismichu lo que demuestra es que Wismichu e Ingrid quisieron hacer ver que es Dalas un acosador, cuando en realidad son ellos los acosadores. La gente no quería verlo porque hay mucho odio sobre Dalas, pero esta es la realidad. Hasta cierto punto es normal el comportamiento que pudo tener Ingrid como novia despechada, pero lo que no es normal es que su actitud se prolongue tanto tiempo. También es normal que una ex novia herida quiera tener la razón, la tenga o no, y ponga a todos a su favor. Incluso sin tener razón, es posible que todo el mundo se la pueda dar por el simple hecho de ser una mujer. Pero en esta ocasión lo que vemos es un rechazo constante hacia Dalas, sin comprobar realmente si tenía o no razón. Y cuando las pruebas aparecen, entonces no hay justificación posible: pese a quien pese, él es la víctima.

Wismichu no es mejor de lo que acusa a Dalas

Después de ver todos los vídeos del post, uno llega a la conclusión de que Wismichu es un hipócrita. Acusó a Dalas de ser un maltratador, pedófilo… y mil mierdas más. Pero lo que se ha demostrado es que él ganaba dinero con desnudos en Chatroulette, que lo hacía ya estando con Ingrid y que ha mandado acoso por las redes. Un montón de incoherencias, ya que acusa a lo mismo, o cosas peores a Dalas, cuando él mismo las hace. Respecto a lo de las grabaciones de las chicas desnudas del chat con cam, dijo que había cambiado y pidió perdón, pero seguía monetizando todo… hasta que llegó el vídeo definitivo de Dalas. Además, como se puede ver en el enlace, muchos de los vídeos de este vídeochat fueron borrados por Wismichu después del golpe de Dalas. No perdió más suscriptores, pero tuvo que borrar su material ilícito, incluyendo su página web wismichu.net. Pero la guerra entre Dalas y Wismichu sigue abierta.

Leave a Reply